Los lamentables cánticos contra Piqué tras retirar el objeto que impactó en la cara de Cillesen

Es preocupante lo que pasa en el RCDE Stadium cuando el Espanyol de Cornellá se enfrenta al Barça. El ODIO (en mayúsculas) que se respira es enfermizo. Gritos de Puta Barça! Puta Barça! durante todo el encuentro (cantados por mayores, hooligans pero también niños pequeños) y otros que no queremos reproducir. Histeria y obsesión contra el Barça que no es exclusivo de la Curva, la zona radical de los "pericos". Todo el campo es cómplice y protagonista de esto que llaman la "maravillosa minoría". Minoría, seguro. Maravillosa, exacrable. Algo que se considera "maravilloso" no argumenta insultando, no desprecia, no intenta ofender para significarse. Es deleznable. De psiquiatra.

Lo más surrealista sucedió cuando Cillesen recibió el impacto de un objeto en la cara. Y lo surrealista ya no fue que el colegiado haya reñido al portero blaugrana, sino que mientras Gerard Piqué cogía el objeto y lo retiraba, el público perico sacó un lado aún más oscuro y vomitivo sobre el central blaugrana (su hijo de 5 años y su pareja).

Lo narraba Ignacio Miguelez en Twitter y no lo vamos a reproducir, os dejamos con su tuit.

No es la primera vez que sucede. Es violencia e incitación al odio. Es machismo, lo que luego conlleva violencia de género. Y toda la afición es cómplice. No merecen una sanción económica, merecerían que les cerraran el campo y por una buena temporada, hasta que curen su odio.

¿O no?

Foro

Comentar

¿Qué equipo quieres que le toque al Barça en los cuartos de la Copa del Rey?


Vota aquí